martes, 21 de abril de 2009

Ben X, de Nic Balthazar

"El valor lo es todo", con esa cita concluye el tráiler que podéis ver a continuación, perteneciente a la cinta belga Ben X. Esas palabras bastaron para sembrar en mi mente el germen de una idea aproximada sobre la temática de la película... idea que, como descubrí a la postre, no podría haber ido más desencaminada.





Que las apariencias engañan no es nada nuevo, y que en la mayoría de los casos lo hacen para mal tampoco. En este caso me dejé engañar por las apariencias, lo reconozco, pero tuve la suerte de que la sorpresa fuera agradablemente positiva.

Me esperaba una película quizá sobre la adicción que generan los juegos de rol online, quizá sobre las consecuencias de ser un moderno Quijote adolescente en el mundo moderno, quizá mitad comedia, mitad aventura al estilo de El corazón del guerrero... Procuro evitar en la medida de lo posible los comentarios vertidos en Internet sobre aquellas películas que me propongo ver tarde o temprano, para no chafarme precisamente este tipo de sorpresas (desaconsejo entretenerse con los comentarios al tráiler antes expuesto dejados en Youtube, por cierto, que los spoilers los carga el diablo), de modo que lo que no me esperaba de ninguna manera era una historia sobre el autismo, las dificultades que comporta para quien lo padece y los de sus entorno, y la respuesta generalizada de la sociedad ante esta enfermedad.

El Síndrome de Asperger parece estar de moda, a veces teñido de humor (me viene a la cabeza el neurótico Sheldon de la descacharrante serie The Big Bang Theory), a veces de savantismo imposible (léase El curioso incidente del perro a medianoche, de Mark Haddon)... Si la memoria no me falla, yo diría que el primer autista ficticio con el que me encontré fue el hijo de Charles Xavier, en los tebeos de la Patrulla X, hace ya unos cuantos quinquenios. La realidad del autismo es bastante menos risueña de lo que se nos suele dar a entender en estos ejemplos, me temo, y esta cruda realidad es precisamente a la que se apega Nic Balthazar para trasmitirnos la experiencia de su protagonista, Ben, "Ben X" en el MMORPG donde juega libre de las ataduras a las que lo somete su autismo en el mundo real.

Película dura y tierna, esta Ben X, pero sin estridencias. Sobrias interpretaciones, creíbles. Y un final... bueno, no seré yo ahora el que incurra en spoilers innecesarios. Recomendable.

1 comentario:

Related Posts with Thumbnails